Fascinación Acerca de challas por mayor

94 ron demoler parte del edificio arguyendo que no había dejado los metros de vereda suficientes. Enfurecido e impaciente, Massoud atacaba con vehemencia al alcalde democratacristiano Alberto González y a todos los regidores que no estuvieran con él. El diario El Labrador de esa época fue el medio que almacenó exquisitas batallas verbales entre entreambos bandos, las que subirían de tono cuando el patrón consiguió la licencia tan deseada. Fue el 19 de abril de 1967 cuando se le entregó el permiso provisorio al Palace, a condición de que cumpliera con ciertos requisitos básicos. Sin bloqueo, poco después Massoud no obstante tenía patente para el flamante cinematógrafo. Cómo pudo suceder esto? De acuerdo al edil Alberto González, lo que ocurrió fue una avivada del patrón, que pagó la patente a un funcionario municipal antes de tener la aprobación del Servicio Eléctrico, del Servicio Nacional de Salubridad, Carabineros, de la Dirección de Obras Municipales y de otros servicios que debían acertar el pasado bueno para su funcionamiento. Indignado, detuvo momentáneamente su funcionamiento. Frente al no cumplimiento del propietario del Cine Palace de los requisitos sin embargo indicados, el suscrito anuló la registro que a un funcionario se le canceló, no obstante lo perentorio del acuerdo de la sesión extraordinaria de día 19 de abril de 1967, que exigía trámites que resguardan el interés de la colectividad ( ) El derecho del propietario Bancal y es condicional hasta la vencimiento, no obstante que personas no constaten el cumplimiento de los elementos constitutivos de la condición ( ) El funcionario que procedió a efectuar el libranza de la licencia, sin constatar los requisitos que habilitaban el inicio del derecho obró al ganancia de la condición y su conducta en ningún caso, a mi parecer, le otorga el derecho al propietario del séptimo arte para funcionar, por cuanto las condiciones que se exigen para el funcionamiento de un teatro que en la especie no se han cumplido, se establecen con el único y exclusivo objeto de velar por el público asistente a una sala de la categoría objeto de la puntualización 219.

Carpenter, Frank, South America. Social, Industrial and Political. A twenty-five-thousand-mile journey in search of information, Akron, Ohio, The Saalfield Publishing Company, New York and Chicago, 1901, p consolidó como el mayor decorado hermoso del país y principal espacio del espectáculo social 68. Fueron estos teatros, todavía desde un inicio, el emplazamiento donde se reunían las aristocracias locales. Sobre este momento, Núñez menciona: caballeros y señoritos, damas y matriarcas se vestían a la moda para las óperas italianas. La sociedad dirigente definitivamente disfrutaba mucho del hecho inédito de escucharse entre sí y de mandarse a sí misma, constituyendo un poder autónomo y moderno que percibió a la cultura popular y étnica como un atraso que se debía invisibilizar 69. Las familias Edwards y Matte poseían sus aposentaduríFigura, los jovencitos adoraban a las cantantes líricas, las niñVencedor querían tomar clases de canto y los nombres de Verdi y Puccini eran asimilables a los que durante el siglo XX lograron grandes estrellas del cinematógrafo, el tango, el camisola, la tv, el rock y el pop. Este permanente flujo operático tuvo una robusto influencia en la vida social, al Detallar una forma y un zona para ser pasado; en lo primoroso, como espacio de expansión profesional para el cómico; y en lo cultural, al Precisar un espacio como centro para las artes, para la incorporación Civilización y para estar a la importancia de un país europeo, cuna nuclear del canon y cénit de la civilización. En esta asimilación de una Civilización única y unívoca, Santiago no fue solamente el Municipal y Pimiento siquiera exclusivamente Santiago. A lo largo del país se fueron levantando teatros de distintas dimensiones, de acuerdo a la magnitud de las ciudades y al bolsillo fiscal. Alrededor de fines de 1871 en la renta existía el Teatro Doméstico, el Teatro de Variedades y el Alcázar Poético, con capacidad para personas en pleno centro cívico. Sus barrios 68 Al respecto: op. cit. Piña, pp Op. cit. Núñez, p

Al mismo tiempo, debe preocuparse del sellado de las cubiertas, el cual se degrada con el sol y el paso del tiempo. Encima se debe corroborar que la fijación sombreretes y forros de hojalata se encuentren en perfectas condiciones, pues estos instrumentos son vulnerables frente a la acto de vientos excesivamente fuertes. Esta mantención es recomendable realizarla una momento al año a mediados de otoño y antaño del invierno. La Inmobiliaria no se hace responsable por los daños que se puedan provocar por la instalación de antenas satelitales, la desliz de mantención de la cubierta, etc. Su unidad cuenta con gárgolas (tubos de evacuación de aguas), en las terrazas y en la loggia cuya finalidad es defecar el agua que se pueda acumular en ellas cuando llueve, especialmente con presencia de singladura. Es fundamental revisarlas periódicamente y mantenerlas despejadas de cualquier objeto que las pueda obstruir, como hojas y papeles. Revise que los sellos de silicona que existen entre el ámbito de aluminio y el muro por el lado foráneo de la ventana estén en buen estado. Recuerde que el sol y el paso del tiempo los va deteriorando. Cámbielos inmediatamente si descubre algunos con desperfectos. Verifique que los orificios de desagüe de la ventana no estén tapados. En caso contrario, límpielos para evitar que el agua proveniente de las lluvias o de la condensación pudiera acumularse en el riel inferior sobrepasando el nivel de éste e ingresando hacia el interior de la vivienda. Esta recomendación fue indicada igualmente anteriormente en el capítulo 1.2, subcapítulo Condensación.

En Exposición cabían más menos como 200 personas, en platea 300 personas, con el corredor, que estaba A salvo y que le llamaban El Rincón de los Cocheros ( ) allí se ganaba la gallada que iba con pareja porque no los veía nadie, se ponían a atracar ahí. El ingreso de la adolescencia Para fines del 50, Melipilla seguía siendo un pueblo de casas de adobe, pequeño y bucólico. Su horario sindical se cortaba entre mediodía y las tres de la tarde, y no volaba una mosca en esa hora dedicada a la siesta. Todavía los equipos de música no se masificaban, los menores de 21 primaveras no podían usar pantalones largos ni platicar en la mesa cuando intervenían los grandes. Jorge Alessandri, candidato presidencial de la derecha, asumía la presidencia tras vencer por estrecho margen al líder de la izquierda, Salvador Al otro lado. El Último Cuplé, con Sara Montiel de protagonista, se estrenaba en Santiago y se mantenía por tres meses en cartelera, haciendo arder a los hombres que veían en este portento castellano una fantasía monumental. Un huracán libertario y juvenil recorría el mundo. África vivía un profundo proceso de descolonización, Cuba desataba su revolución con Fidel Castro al mando, Pelé demostraba como un pequeño humilde de Brasil podía conquistar el mundo del fútbol con su escuadra campeona del Mundial de Suecia Se inauguraba la tele chilena en Valparaíso, el Partido Comunista de Ají volvía a la derecho, nacía la nueva ola del gran pantalla francés con Los Cuatrocientos Golpes, de François Truffaut, y se creaba la píldora anticonceptiva en Estados Unidos. La Civilización popular empezaba a cambiar, partiendo por la irrupción de un nuevo ícono, tímido fuera del decorado y con toda personalidad en la pantalla. Era James Dean, que el 21 de

La sala de basura cuenta con el equipamiento necesario para el almacenamiento de las basuras, agua potable para el aseo e higiene de la sala. Posee un adecuado aislamiento para impedir escapes de olores o gases al extranjero. Los ductos de basura cuentan en su parte superior con una challa de agua controlada por una espita de paso ubicada y rotulada en el pasillo del primer tierra, la que es usada cuando se requiera hacer el aseo e higiene del ducto o por incendio Precauciones. Los usuarios no deberán introducir manos o cualquier parte del cuerpo a través de la tolva, por cuanto es enormemente riesgoso por la posible caída de objetos contundentes de algún firme superior. No se deberá arrojar al doctrina de ductos, papeles encendidos, utensilios de vidrio, tarros de pulverizador, botellas plásticas, ni ningún producto químico o combustible. La Delegación deberá recolectar desde los departamentos todo factor de desecho que no puede ser eliminado a través del ducto. Siempre se deberá utilizar bolsas plásticas cerradas para eliminar las basuras desde las tolvas.

79 de salir de lo común. Nunca voy a olvidar a ese profesor primario, modesto, y aunque rememora la buena voluntad de las autoridades con su trabajo, cuenta que el Serrano prácticamente nunca estuvo a su disposición: El municipio tenía muy buena voluntad con nosotros, a pesar de ser Parentela conservadora. Bueno, hasta el día de ahora son conservadores. El Teatro Serrano no siempre estaba dispuesto porque tenían entendimiento para sobrevenir películas y no podíamos ensayar ahí. Solamente se podía hacer un Preparación Caudillo, los ensayos previos los hacíamos en la Escuela 1 por la Agudeza del director de esa época. Los vaivenes del Serrano En noviembre de 1954, la empresa Moser y Maucher Ltda. debía dejar la Sucursal de un circuito al que ciertamente le había cubo vida y, lo más sorprendente, es que sin mayores problemas, lo que hasta ese momento Cuadro una grata novedad que no duraría mucho. Ocurrió que la Municipalidad nunca les avisó a los concesionarios del fin de su pacto, requisito admitido que debía cumplirse ayer de caducar el período de cinco años. En ocasión de hacer esto, la casa consistorial pidió y con atraso propuestas de arrendamiento, presentándose únicamente la firma Pérez y Sapag Ltda. Amparado en la ley de arrendamientos, el concesionario vigente se molestó, entrando en el enémismo tira y afloja por el teatro. La situación se pudo arreglar meses luego y, por fin, el empresario de teatros Demetrio Pérez se instaló con camas y petacas, ajustado para ser declarante presencial del remate del Teatro Serrano. Sí, Melipilla sin teatro nuevamente y todo por delito de los desagües del canal Puangue, serpenteante Garlito de regadío que abastecía y aún lo hace a los cultivos del valle del Maipo.

128 en el Campo Techado con satisfecho total. En la tarde, en el mismo Techado, no llegó nadie. Mandé gente para adentro, llamé a amigos y conocidos por teléfono. Avergonzado me acerqué a la pupila que venía a cargo y le pedí disculpas. Me dijeron no se preocupe, esto sucede en todos lados, pero las autoridades van a venir a hinchar, por asegurar que les gusta la cultura, pero son ellos los mismos que atornillan al revés. Y Bancal Vencedorí, me cortaban la faro, no me llevaban micrófonos, las sillas clickea aqui llegaban después. Bueno, el asunto es que después la Familia de la sinfónica tenía que tomar once. Y qué les daba? Una bebida? Llamé al corregidor para contarle y mandó a unas señoras con pan amasado, mantequilla y mortadela. Lo llamé de nuevo y le dije es la sinfónica!, pero no me pescó y dijo que Bancal lo que había. Agarré el pullman y los llevé al Centro Árabe para que les dieran un tecito, una torta. A los pocos díTriunfador el corregidor me mandó apetecer y me hizo abonar eso, me descontaron del sueldo. Si el municipio hubiera metido plata, podríamos haber hecho muchas más cosas, porque hicimos talleres, buenas exposiciones, todo gratuitamente, y la Familia respondía. Me acuerdo que una señYa iba todos los díFigura, Cuadro muy modesta, pasaba por todas las salas. Le pregunté si le gustaban los cuadros, ella dijo que en toda mi vida nunca había pasado una exposición y hoy a mis cincuenta y tantos primaveras he descubierto que me gusta la pintura. Poco más de un año duró esta aventura de centro cultural. Mesa siguió haciendo algunas actividades por su propia voluntad. Una de ellas fue un ciclo de gran pantalla chileno en el Séptimo arte Palace, con películas como Julio Comienza en Julio, Los Hijos de la Guerra Fría, Valparaíso Mi aprecio, Sussi, Tiempo de Regreso y Hechos Consumados.

En Melipilla, con la experiencia de El Triunfo de Hermosura, la norma no causó indiferencia. El Labrador publicó una extensa nota sobre su visión de esta regulación, reflexionando que de los espectáculos cinematográficos los hay dañosos para la niñez y para la juventud; y tanto el que enseña a robar como el que incita a la infidelidad, el que despierta ambiciones de riqueza o boato vendiendo el pudor, son rechazables, sobretodo en países nuevos, sin carga pudoroso Competente e inclinado a imitar y calcar el oropel mundano de otros países 128. En sus últimos estertores, la Oficina del Colón cumplió con la comunidad, alojando una nueva caminata a beneficio del club Baquedano, donde no obstante con propiedad se presentó un sainete con un reparto netamente melipillano. Incluía a Mercedes Norris, Lucía Morales, Vicente Elgueta y José Luis Norris. Luego, el 17 de septiembre de 1925, en unidad de los habituales beneficios para excluir a la Banda Municipal de su fin, la comisión que la dirigía preparó el montaje de dos comedias, en dos y un acto, incluyendo en la realización y reparto de ambas a Raquel Núñez, Mercedes Norris, Elena Núñez, José Luis Norris, Luis Lecaros, José Casanueva, Laura Morales, Adrián Díaz, Vicente Gutiérrez, Silvio Valdés y Oscar Núñez. Este Asociación, en cuyo seno la familia Núñez se convertía en un cachas embrión 125 La Pueblo, 26 de abril de Campeóní se le denominaba, y aún se le luz, a la influencia disruptiva, inquieta, revoltosa, juguetona, en ocasiones de vagancia u ocio de niños y jóvenes, a quienes se les denomina pelusones. 127 Véase Artículo 6 del Decreto Calidad N 558 de 1925, que fue derogado el 1 de diciembre de Acondicionado en: (Revisado en: diciembre de 2011) 128 El Labrador, 4 de octubre de

El 6 de octubre apareció muerto en el río Rapel. Al respecto, contrástense las siguientes fuentes: Corporación Nacional de Reparación y Reconciliación, Mensaje de la Comisión Doméstico de Verdad y Reconciliación, Tomo I, comba I, 1996; y el Sitio de Núñez, María Requiebro Núñez, quien ejercía como su secretaria, aún permaneció detenida y fue sometida a torturas durante tres meses a manos de los máximos verdugos de Tejas Verdes, entre ellos su jerarca, Manuel Contreras 229. La radio se apagó un poco, no transmitía, porque su dueño estaba también en Tejas Verdes por algunos días, hasta que fue liberado. Ganadorí como él, la señal radial y el gran pantalla demoraron poco en retornar a su actividad. El clan Massoud apoyaba a su hermano José, que no se encontraba muy admisiblemente. Solían hacerlo. Una momento al mes los hermanos se juntaban para ver qué problemas tenían y cómo podían solucionarlos. Pero acullá de irse cuesta abajo, el Palace mantuvo hasta inicios de los ochentas una inscripción concurrencia de notorio a las funciones de séptimo arte y sus espectáculos, y logró una relación de muy buena amistad con las autoridades locales del período y las fuerzas vivas de la ciudad. Por otro flanco, el Serrano también siguió vivo. Sottolichio no cerró sus salas de espectáculos en Santiago y menos lo iba a hacer en Melipilla. Me conozco las cien patas del felino y sé cómo apoyar un teatro. Para el año 73, por ejemplo, cuando se produjo el pronunciamiento marcial y había toque de queda a las seis de la tarde, yo igual hacía una función de matiné y tenía público 230 recordaría abriles más tarde el inventor del Picaresque chileno. No obstante, el Serrano perviviría solamente como un cinematógrafo con una buena cartelera y con algunas Web del Software de Derechos Humanos del Ocupación del Interior, acondicionado en: (revisado en: diciembre de 2011). 229 Sitio Web del Software de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, arreglado en: (revisado en: diciembre de 2011). 230 Mouat, Francisco, Chilenos de raza, Santiago de Ají, Aguilar, 2004, p

12 de la pintura o del papel en la zona donde se ha colocado un cuadro; la acumulación del polvo en suspensión sobre superficies oportuno a la convección del aerofagia; el cambio de color de los cielos de baños y cocinas por la energía de la humedad; las marcas de las patas de los muebles sobre el pavimento de madera. El que esto ocurra es un proceso natural y en ningún caso puede atribuirse a defectos de los materiales y por lo tanto no son cubiertos por la fianza. 1.3 PRECAUCIONES AL REALIZAR EL AMOBLADO DEL Sección Es importante tener en consideración las materialidades de los distintos elementos del departamento cuando se realice la mudanza, amoblado, establecimiento de lámparas cuadros y/o espejos en los muros. Para la fijación de cualquier objeto en paredes, losas y pisos es necesario consultar previamente los proyectos de instalaciones para evitar perforar accidentalmente una cañería de agua, desagües, calefacción o energía eléctrica. También es importante evitar colgar objetos demasiados pesados en las paredes interiores de tabiquería (ver Capítulo 1.7). Frente a cualquier duda se debe consultar con un doble la materialidad de cada dato y los planos. Los pavimentos están diseñados para el tránsito y uso común de personas de forma que cualquier acto como: arrastrar un mueble u objeto pesado; la caída de un artefacto pesado o punzante; los golpes contra los muros, pero sea al apoyar un objeto o por un artefacto de aseo; el contacto de un punto corrosivo, pueden causar un daño de consideración, y no está cubierto por señal alguna, pero que no corresponde ejecutar estas acciones. Para realizar el montaje de las lámparas se han dejado 5 cm más o menos del punto eléctrico y 2,5 cm de profundidad, especialmente desenvuelto de ductos eléctricos, agua y calefacción para dicho intención, si requiere realizar el montaje de otro factor debe consultar previamente a un doble y los planos y Especificaciones Técnicas del esquema.

139 1980 y 1990, ni acogía una cartelera no cinematográfica que pudiera entregar espectáculos complementarios de forma periódica, y sólo albergó esporádicamente las no obstante mencionadas fiestas de atuendo escolares o beneficios, hasta su definitivo candado. Aparejado a este proceso, ocurrió un mengua de las tradicionales salas de gran pantalla en Chile. Si en la década de 1930 se produjo una merma de los salones que presentaban obras en vivo, conveniente a la aparición de los cinematógrafos que iban en encumbramiento, por la período de 1970 el negocio del cinema comenzó a decaer, no quedando más de cincuenta salas a fines del decenio. A este problema el Estado le hizo frente mediante el arriendo de salas de cine en todo el país a través de Pimiento Films, cuestión que duró hasta la privatización de la empresa estatal en el año En los noventas, las salas tradicionales de cinema sufrieron un nuevo revés con el desembarco de las cadenas internacionales Cinemark, Hoyts y Showcase, las que llegaron a ocupar el 70% del mercado Doméstico 297. En este contexto, Melipilla no fue la excepción, igualmente se vio afectada por la crisis de final del setenta, y pero para los noventa no era novedad que el VHS y los video clubes fueran en ascenso, existiendo más de cinco en la ciudad. Desde luego incluso la cercanía con Santiago y el comunicación que los melipillanos podían tener a salas de gran pantalla de las cadenas internacionales hizo que el Palace cayera casi en un completo desuso. Una vez mencionadas y descritas todas las variables anteriores, junto a una aclaración. A todos estos factores, que emergen a la vela del estudio de casos de todos los teatros melipillanos del 297 Al respecto revísese el sitio Web Memoria Chilena.

A esa categoría, los asistentes podían comprar dulces y golosinas, e incluso pan, en un pequeño Circunscrito instalado en el foyer: el Hollywood, consentir a la platea por 80 centavos y a paraíso por 40. Por su parte, el Esmeralda daba la pelea con otros estrenos, King Kong, la sensación más sobresaliente de la pantalla no superada por film alguno 148, y Ideal y Sur, la primera cinta sonora filmada en Pimiento, eran parte de un repertorio que le granjeaba buenas recaudaciones. Así, desafío tras desafío, la batalla permanecía activa a favor de la comunidad embelezada con tan buenas ofertas. Como la balanza no se terminaba de inclinar, el Teatro Serrano ofreció funciones gratuitas el 21 de mayo de 1934, y preparó lo mismo para un 18 de septiembre que al final no pudo celebrarse oportuno a un brote de tifus en la zona. Pero ni Cuadro necesario. En esas fiestas patrias el Esmeralda arrió la bandera y puso fin a una historia de seis abriles que se había iniciado una Perplejidad de diciembre de 1927, precisamente un martes 13. En extracto, el perímetro de la calle Serrano 354 se declaraba imposibilitado de competir dejando la huella de ser el primer teatro que efectivamente funcionó periódicamente, lidiando con una ciudad compleja que siempre le pidió más de lo que podía entregar. Tuvo una cartelera atractiva, alojó espectáculos con llenos totales, dio espacio al box y a cuanta fiesta de ayuda le fue solicitada, e incluso hizo el esfuerzo de imprimir su cartelera con resúmenes de los filmes en folletos que se con- 147 La País, 14 de abril de Publicidad aparecida en: El Labrador, 22 de abril de

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

71 porque cualquier infortunio gatillaba el zapateo de los asistentes a galería, haciendo menos eficaz la experiencia, que para 1948 se variaría en pesadilla: el teatro sería embargado. Sin la frente remodelada y habiendo pasado luego quince abriles de su construcción, el Teatro Serrano fue en 1948 la moneda de cambio para un encono en el que no tenía cero que ver. Ocurrió que las tarifas por la energía eléctrica en Melipilla generaban el publicidad de toda la comunidad, tanto del municipio como de los vecinos. El diputado radical Raúl Bráñez propuso expropiar a la empresa solicitando un préstamo, pero esta idea fue desestimada por las autoridades locales comandadas por el alcalde Roberto Bueno y el recientemente creado Comité Pro Disminución de Tarifas, quienes se reunieron con el presidente de la República, Gabriel González Videla, para sugerir sus problemas y comentarle que nadie en Melipilla pagaría las cuentas de la fuego si la empresa no aligeraba sus cobros. González Videla los recibió y dio todo su apoyo. Ordenó derogar los decretos de las alzas y creó una comisión para estudiar el pliego de tarifas de la Empresa Eléctrica de Melipilla y El Monte. Sin bloqueo, a la comunidad no le gustó la composición de dicha comisión y el domingo 23 de mayo de 1948 se concentró en el Teatro Serrano para manifestar su más firme rechazo. Estaban indignados y lo estarían más con los díGanador, cuando la empresa bajó el switch y simplemente cortó la vela. Y la situación no mejoraría. El patrón escribió una carta en El Mercurio donde explicaba que las tarifas, consideradas excesivas por los habitantes y autoridades de Melipilla, fueron aprobadas por el Supremo Gobierno 187 y que no le quedaba 187 El Mercurio, 28 de mayo de otra salida que demandar al municipio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *